¡Feliz cumpleaños para la reina del crimen! (más vale tarde que nunca).

La mejor receta para la novela policíaca: el detective no debe saber nunca más que el lector”, Agatha Christie.

Hace unos días, más específicamente el 16 de Septiembre, hubiera sido el cumpleaños N° 128 de la escritora inglesa Agatha Christie (también conocida como “la dama del misterio”), que nació en 1890, así que aprovecho para sumarme a la iniciativa #septiembreconagathachristie . Es definitivamente la autora de quien más libros tengo en mi biblioteca. Creo que tengo alrededor de 40 y en casi ninguno pude descubrir al culpable (claramente no debería ser detective). ¡Fue súper prolífica! Acostumbrada a escribir sus borradores a mano, publicó más de 60 novelas policiales y también algunas obras teatrales e infantiles (¡nunca me lo hubiera imaginado!). Con tantos libros escritos y publicados, uno pensaría que sus argumentos podrían repetirse o ser bastante similares en algunos aspectos, pero la verdad es que la imaginación y la astucia de esta mujer para pensar casos y tramas misteriosas bien diferentes ¡me sorprenden!

Agatha Christie 1

Y como dato de color, les cuento que protagonizó su propio drama policial: en 1926, ella desapareció y se encontró su auto abandonado al costado de una ruta. A los 11 días, la policía (alertada por un llamado de unos turistas) la ubicó en un hotel, en el que se había hospedado bajo un seudónimo y con un posible cuadro de amnesia, según la versión oficial, que nunca se comprobó. De hecho, hay rumores que apuntan a una depresión de la novelista por infidelidades de su primer esposo, Archibald Christie (a quien todos llamaban Archie). En fin, jamás se dio una explicación satisfactoria para lo que sucedió durante esos misteriosos once días. Unos años después se casó con Max Mallowan, un arqueólogo con quien conoció Siria e Irak. Esos viajes sirvieron de inspiración para algunos de sus libros como Muerte en el Nilo y Asesinato en Mesopotamia.

Éstos son, en mi opinión, los mejores libros de Agatha Christie en orden cronológico (¡no de preferencia!). ¿Cuáles conocen? ¿Cuáles leyeron? ¿Cuáles les parece que debería haber incluido en mi lista?

¡Buenas lecturas! Los leo pronto,
Joti.

  • El misterioso Sr. Brown (1922). Los protagonistas son los adorables Tommy y Tuppence (es el primer libro en el que aparecen ellos dos, aunque luego la pareja hará numerosas reapariciones, por ejemplo, en Matrimonio de sabuesos), dos jóvenes que se encuentran con bastante tiempo libre después de la Primera Guerra Mundial y se dedican a jugar a los espías, hasta que se tropiezan con un tal Sr. Brown, que siempre parece estar un paso delante de ellos. Ese Sr. Brown fue el primer villano que me dio escalofríos.
  • El asesinato de Rogelio Ackroyd (1926). Ahora sí aparece el famoso detective belga Hercules Poirot, con los mostachos más locos que vi en mi vida. El pobre tipo ya está jubilado, pero cada vez que viaja o se toma vacaciones, parece que los asesinatos lo persiguen. ¡No quiero que se me escape nada de este libro para no arruinarlo con spoilers! Pero sí les puedo contar que sucede en un pueblito ficticio de Inglaterra, donde una mujer asesina a su marido, se suicida y luego alguien mata a su amante, Rogelio Ackroyd (el del título), ¡y todo eso en el primer capítulo!
  • El misterio de la guía de ferrocarriles (1936). En Inglés, el título es algo así como “Los crímenes ABC”, porque el asesino se autodenomina así en una carta y porque piensa cometer una serie de homicidios en orden alfabético (¡hay cada loco dando vueltas por ahí!). La primera víctima es la anciana Alice Ascher en Andover y, junto a su cuerpo, se encuentra nada menos que una guía de ferrocarriles. Poirot aparece nuevamente cuando es asesinada Betty Barnard en la playa de Bexhill-on-sea. ¿Siguen los crímenes con cada una de las letras del abecedario?
  • Diez negritos (1939; otras traducciones posibles del título: Diez indiecitos; Y no quedó ninguno). Este libro es uno de los más conocidos de Agatha Christie y se centra en la historia de un grupo de diez personas bien diferentes, que son misteriosamente invitadas a pasar un fin de semana en una gran mansión en una isla, hasta que de repente uno a uno empiezan a morir. Pero eso no es lo único alarmante, sino que además cada uno es asesinado siguiendo las estrofas de una canción infantil.
  • La casa torcida (1949). Decidí incluir este policial, porque es el favorito de mi mamá, quien fue la que me contagió las ganas de leer Agatha Christie. En este caso, nos encontramos con un multimillonario griego que construye precisamente una Casa Torcida, una mansión rarísima donde vive con su familia (incluyendo unos cuantos nietos y sobrinos), hasta que es envenenado por uno de ellos. Una de sus nietas más queridas, Sophia, le pide a su novio Charles, un detective de Scotland Yard, que investigue lo que ha ocurrido en el seno de esa familia tan poderosa. Sin embargo, se produce un nuevo asesinato… Por suerte, la mayoría de los libros de Agatha Christie incluyen al principio una lista con todos los personajes y las relaciones entre ellos. Menos mal, porque a veces pueden ser muchos nombres ¡y es un lío!
  • El tren de las 4.50 (1957). Por último, les cuento que hace poco leí el best seller La chica del tren, de Paula Hawkins (la peli también está muy buena, así que ahí va una recomendación extra), que me hizo acordar muchísimo a este libro. La señora McGillicuddy, que está viajando en tren ve, desde su ventanilla, cómo alguien estrangula a una mujer en el tren que viaja en el sentido contrario (evidentemente ya no se puede mirar tranquilo por la ventanilla de un tren). Sin embargo, la policía no le cree porque no ha aparecido ningún cadáver. Como no sabe qué hacer, la señora McGillicuddy recurre a su amiga, la viejita Miss Marple, que ya ha aparecido en otros libros (como Némesis y Un cadáver en la biblioteca) y es otra de mis heroínas favoritas. A pesar de ser una anciana, es muy inteligente ¡y la tiene re clara! Ella es modesta y siempre afirma que conoce la verdadera naturaleza de las personas y que “la gente es igual en todas partes”.

Casi obligatoriamente tengo que incluir una mención especial para Asesinato en el Oriente Express (1934), aunque estoy segura de que la mayoría de ustedes ya lo conocen, especialmente después de la película que se estrenó el año pasado, con el genial Kenneth Branagh en el papel de Poirot (aunque cuando lo veía en pantalla, yo no podría dejar de pensar en el seductor Gilderoy Lockhart).

4 comentarios en “¡Feliz cumpleaños para la reina del crimen! (más vale tarde que nunca).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s