Leer más, más y más.

¡Declaro después de todo que no hay goce igual que la lectura!

¡Hola a todos! ¿Cómo están? La literatura es un vehículo, pero para algunas personas puede resultar intimidante. Así que, ¿cómo les contagiamos el amor por los libros y la literatura en general? ¿Cómo logramos que sea parte de la vida cotidiana? Esta noche de Viernes comparto con ustedes algunos consejos para que el hábito de la lectura esté presente, incluso arraigado, en nuestro día a día, sin llegar al extremo de la obligación. El orden es aleatorio. Me hago cargo de que algunos son un tanto obvios, pero todos los he probado yo misma (como una verdadera investigadora de campo), ¡y funcionan!

  • Siempre llevá un libro en la mochila, en la cartera, en el bolsillo de la campera, en la bolsa para el supermercado, etc. Uno nunca sabe cuándo tendrá un momento libre. Puede ser en la cola del banco o del Rapipago, en una clase esperando que llegue el profe, en el micro, en la parada del micro, en un recreo, a la hora del almuerzo, si llega a faltar el jefe. El día a día está lleno de esos inesperados momentos de tiempo muerto, no necesariamente breves, que podemos aprovechar leyendo si contamos con un libro a mano.
  • Hablá con personas a las que les gusta leer (una nueva mención especial para el increíble grupo de @argentinasparaleer. No podemos reservar nuestras opiniones lectoras para el debate mensual, ¡hablamos de libros cada día!). Escuchá sus recomendaciones, sus autores preferidos, sus citas, incluso su lugar de lectura favorito. Sé curioso, armá lecturas conjuntas, preguntales qué están leyendo en ese momento y porqué. El entusiasmo por la lectura es tremendamente contagioso y una buena recomendación tiene gran valor.
  • Entrá en una librería o en una biblioteca, cualquiera, no importa el tamaño. Puede ser una de barrio. Se me ocurren pocas actividades tan placenteras como recorrer estos lugares mágicos, deambular por sus pasillos, pasear entre las enormes estanterías, husmear, hurgar entre pilas de libros, conocer diferentes ediciones. Muchas librerías incluyen una sección dedicada a recomendaciones o elecciones de los mismos empleados, con quienes siempre es bueno conversar. Y, como si eso fuera poco, algunas bibliotecas albergan sus propios clubes de lectura.
  • Desafíate a vos mismo: todos los libros de tu autor preferido en orden cronológico o alfabético, 50 consignas específicas, el programa de lecturas de una materia en la facultad, sólo autores latinoamericanos o de color por un mes, los libros favoritos de alguien a quien admires; la lista es interminable. En Internet se encuentran miles de desafíos, retos y consignas, algunos más difíciles que otros, que ayudarán a aquellas personas que quieren leer, pero no saben dónde o cómo empezar, o no se deciden. Incluso algunos proponen un límite de tiempo para ser cumplidos. Claro que la decisión de adoptarlo o no depende de cada lector, que también puede crear su propio método. ¿Alguien conoce un libro que se titula 1001 libros que hay que leer antes de morir, de Peter Boxall y José Carlos Mainer? Personalmente, creo que todavía no cubrí ni el 10% de semejante lista.
  • Llevá un registro de tus lecturas. Existen unas cuantas formas de hacerlo e, incluso, podés probar con varias y elegir la que mejor funciona para vos. Podés recurrir a un diario personal (también conocido como bullet journal, que dan mucho lugar a la creatividad) o una planilla de Excel, usar la aplicación Goodreads (me declaro fanática absoluta, casi obsesiva), utilizar la sección de Notas en el celular, etc. En fin, el objetivo principal es rastrear toda la información relacionada con las lecturas: libros leídos, pendientes, aquellos que querés conseguir o comprar sí o sí, préstamos de la biblioteca o de otros lectores, autores (divididos en categorías: femeninos y masculinos, argentinos o de otros países, entre otras), si son autoconclusivos o parte de una saga, y demás. La información incluida es muy personal y depende de cada persona.
  • Leé antes de dormir. Yo sé que este punto puede resultar controversial y se presta al debate. Hay quien argumentará que es imposible leer en la cama, que los ojos cansados simplemente se cierran y que el sueño llega veloz. Yo propongo sencillamente dejar de lado el celular (¡todavía estoy luchando con la puesta en práctica de este consejo) o la computadora por 10 o 15 minutos y dedicar ese ratito exclusivamente a leer. Es un esfuerzo que vale la pena y mi predicción es que, con el hábito, ese período de 10 minutos se extenderá (casi inconscientemente) en un afán por sumar páginas y capítulos.

Bonus: ¡SE ACERCA LA 45° FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO EN BUENOS AIRES! (si parece que el entusiasmo se me está yendo de las manos, es porque es totalmente cierto). Con la ciudad de Barcelona como invitada de honor, esta magnífica propuesta cultural se llevará a cabo del 25 de Abril al 13 de Mayo con cientos de expositores y stands, actividades educativas para todas las edades, presentaciones de autores (Florencia Bonelli, John Katzenbach, Arturo Pérez-Reverte, Rosa Montero, Gioconda Belli, entre muchos otros), capacitaciones profesionales, y demás. En este link, pueden encontrar muchísima información clave.

Ahora es el turno de ustedes: ¿cuáles son sus truquitos para sumar ratos de lectura en el día a día? ¿Qué les funciona? ¿Están planeando ir a la Feria del Libro? Y, como siempre, me interesa saber qué están leyendo.

Los leo pronto,

Joti.

6 comentarios en “Leer más, más y más.

  1. María Laura dijo:

    Me encantan tus concejos para leer diariamente… Yo puedo agregar que, actualmente, se pueden llevar libros digitales en el tel y lees en la sala de espera del médico, en la cola de un negocio, wn cualquier parte 😉😘

    Le gusta a 1 persona

  2. cinephilegirl dijo:

    Hola vengo de El exprimidor de libros pero tambien tengo blog en wordpress jajaj ¿Cual es el grupo del que hablas en facebook? Me gustaria unirme a un grupo de argentina de lectores asi que espero la respuesta. Me encanta este tipo de entradas y nada leer siempre que se pueda 🙂 besos

    Le gusta a 1 persona

    • unasegundajomarch dijo:

      ¡Bienvenida! ¡Muchas gracias por darte una vuelta por acá!
      Tu consulta llega justo a tiempo porque estoy por publicar un post en el que hablo precisamente de ese grupo, ¡es lo más! Podés buscarlo tanto en Instagram como en Facebook como ARGENTINAS PARA LEER.
      ¡Espero que puedas sumarte!

      Me gusta

Responder a María Laura Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s