En defensa de la relectura.

“El acto de releer es siempre un arte y desgraciadamente, un arte en extinción… Releer es insistir, persistir, demorarse, volver a preguntar y querer llegar hasta el fondo”.

¡Hola a todos! ¿Cómo están?

Hace unos meses compartí con ustedes mi alegato de defensa de los libros gordos y las series largas. Con un espíritu similar, hoy quiero instalar el debate en torno a la relectura. Mi postura: ¡definitivamente, a favor! (Y con ejemplos incluidos para quiénes acepten sugerencias). Pero, seguramente, pudieron deducirlo a partir de la cita con la que inicié esta publicación, que es parte de este artículo que Santiago Kovadloff escribió para La Nación (mención especial para la genia de Agus Recomienda y su blog, que lo compartió conmigo).Relectura 1Mi lista de lecturas pendientes se ha transformado en una pila de ejemplares que ocupa todo mi escritorio y parte de un estante. Aun así, no puedo evitar volver (a veces, más de una vez) a libros que ya he leído, que siempre tienen algo nuevo para revelar: un clásico (Orgullo y prejuicio, de Jane Austen), uno recordado con mucho cariño desde mi infancia (El principito, de Antoine de Saint-Exupéry, o Dailan Kifki, de María Elena Walsh), uno que pronto será película (Soy leyenda, de Richard Matheson), uno que enamora (84, Charing Cross Road, de Helene Hanff), uno prestado que recuperé después de mucho tiempo (Las maldecidas, de Fernanda Pérez), etcétera. Más allá de cuánto pueda cambiar un lector a lo largo de su vida, en diferentes edades, o con el transcurso de los años, revisitar nuestros favoritos (viejos o nuevos) nos ayuda a abrir los ojos y notar cómo se construye la historia, qué es exactamente lo que nos hace disfrutarla tanto, qué funciona tan efectivamente en ella; sin mencionar todo aquello que nos perdemos por leer rápido o pasamos por alto en la desesperación por llegar al final y saber qué pasa con los protagonistas. Creo que es imposible reproducir por segunda vez la sensación inicial de expectativa y suspenso (el tan ponderado “factor sorpresa”) al leer una historia y conocer sus personajes, pero sí es posible conocerlos más a fondo, corroborar si el libro en cuestión sigue siendo uno de nuestros favoritos, ver qué provoca en nuestro interior, maravillarnos con la forma de escribir del autor, formar una mejor opinión o contar con otros argumentos. Es decir, releer con atención y pasión nos permite una relación estrecha de convivencia con el escritor.

¡Y no me digan que soy la única que necesitó volver a leer Rayuela!

Ahora es el turno de ustedes: ¿acostumbran a releer? ¿Por qué sí? ¿Por qué no? ¿Qué libros han releído más veces o últimamente? ¿Qué sintieron al volver a transitarlos por segunda vez? ¿Les pasa algo similar con las películas? Y, como siempre, me interesa saber qué están leyendo.

Los leo pronto,

Joti.

ACTUALIZACIÓN: En una encuesta que hice recientemente a un grupo de alrededor de 100 personas que se califican a sí mismas como LECTORAS, sólo el 10,3% no relee, mientras que el resto sí lo hace, con diversos grados de frecuencia. Los dos motivos principales detrás de esa negativa es la enorme abundancia de libros disponibles para leer y el objetivo de evitar el aburrimiento. Aquellos que sí releen se justificaron explicando que sienten tanto placer como la primera vez y que la historia, aunque sea conocida, igualmente los atrapa. Incluso dos encuestados declararon que, en ocasiones, utilizan la relectura como estrategia para salir de un bloqueo lector. Ahora bien, entre los libros releídos más comúnmente, podemos encontrar mucha variedad: Orgullo y prejuicio, de Jane Austen, toda la saga de Harry Potter, de J. K. RowlingCharlotte, de David Foenkinos (¡gran pendiente para mí!), varias antologías de cuentos de Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez, la trilogía de Caballo de fuego, de Florencia Bonelli y distintas colecciones de mangas.

Gráfico

8 comentarios en “En defensa de la relectura.

  1. María Laura dijo:

    Que hermoso artículo Joti!! Me encantó!! Es cierto que los pendientes a veces te ocupa todo el tiempo pero me gusta mucho releer tb… No todos los libros… Releí mucho “Ami, el niño de las estrellas”, “el principito”, “cronicas del angel gris”, “antes del fin”, “Rayuela”, “la isla del tesoro” y otros más 😉❤

    Le gusta a 1 persona

  2. Romina Brust dijo:

    ¡Hola Jo! Ayyyy si, super fan de esta entrada. Antes no estaba muy a favor de la relectura, el único libro que releía era “El principito”, sin embargo este año tengo planeadas varias relecturas y estoy muy contenta con ellas. Estoy deseando volver a encontrarme con algunos personajes.
    En estos momentos estoy leyendo el primer libro de Cazadores de sombras (por segunda vez, justamente, para darle otra oportunidad jajaja) y escuchando algún audiolibro cada tanto. Nos leemos pronto. ¡Un besote!

    Ro | http://www.serendipeddblog.com

    Le gusta a 1 persona

    • unasegundajomarch dijo:

      Hola de nuevo, Romi. ¡Muchas gracias por darte una vuelta por acá!
      La verdad es que El principito es un libro que merece ser releído jaja.
      ¡Buenas lecturas para vos! Después contame cómo te va con el reencuentro con esos personajes.

      Me gusta

  3. situacioncaprichosa dijo:

    Es raro que relea.
    Creo que he releído sólo un par de libros de Harry Potter.
    Pero sí, creo que es fundamental porque en cada relectura se encuentra algo diferente. Además, nosotros cambiamos día a día, por lo que nuestra percepción de las cosas es cambiante también.

    Le gusta a 1 persona

Responder a unasegundajomarch Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s